sábado, 8 de junio de 2013

Soborno


Las estrategias sexuales que uno de los miembros de uno de los sexos pone en marcha para escoger, atraer, conservar o sustituir a un compañero suelen tener la desgraciada consecuencia de crear conflictos con miembros del otro sexo. La hembra de la mosca escorpión rehúsa aparearse con el macho que la corteja a menos que le traiga un regalo de boda sustancial, que suele ser un insecto muerto. Mientras la hembra se lo come, el macho copula con ella. Durante el apareamiento, el macho tiene agarrado el regalo nupcial, como si quisiera impedir que la hembra se fugase con él antes de finalizar la cópula. El macho tarda veinte minutos de cópula continuada en depositar todo el esperma en la hembra. Los machos han desarrollado la capacidad de elegir un regalo nupcial que las hembras tardan aproximadamente veinte minutos en consumir.
Si el regalo es más pequeño y se consume antes de que la cópula haya terminado, la hembra expulsa al macho antes de que haya depositado todo el esperma. Si el regalo es mayor y la hembra tarda más de veinte minutos en comérselo, el macho completa la cópula y ambos se pelean por las sobras. El conflicto entre el macho y la hembra se produce, por tanto, porque el macho trata de finalizar la cópula
cuando el regalo -es demasiado pequeño o porque disputa a las hembras los restos cuando es demasiado grande.


David M. Buss.(1996).La evolución del deseo
Madrid: Alianza
Capítulo 1: Orígenes de la conducta de emparejamiento


No hay comentarios:

Publicar un comentario